Uso de Cookies Este sitio web utiliza cookies de terceros para analizar y medir la navegación y mejorar tu experiencia de usuario. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. ACEPTAR

Zapatos, calcetines y hombres



¿Cómo combinar los calcetines con los zapatos? ¿Es mejor opción combinar los calcetines con los pantalones, con la chaqueta, o con la camisa? ¿Existen combinaciones adecuadas? Todas estas preguntas tienen diferentes respuestas. Y muchas de ellas son válidas. Lo que es necesario aclarar es que no existen opciones buenas y malas. Dificilmente se podrá poner de acuerdo a todo el mundo en estas cuestiones.

Es lógico y legítimo preferir algunas sobre otras y evidentemente existen combinaciones que no son válidas. Pero no de por sí. Entendámonos: un calcetín se puede combinar con un zapato y será correcto. O se puede combinar con el traje en vez de con los zapatos y también. Pero puede ser que en determinados casos sea mejor una elección que otra.

Vayamos por partes. Los calcetines se han de llevar siempre largos, y no cortos. De esta manera hacemos totalmente imposible que se vea la pierna. Hay que tener en cuenta que con un calcetín cuyo largo no sea adecuado cuando uno se siente puede llegar a verse la pierna. Y esto no es muy elegante. Por la misma razón el elástico de los calcetines debe de estar en buenas condiciones. Así se evitará que se bajen los calcetines y se vea la pierna. Además los calcetines se verían arrugados. Añadir que los calcetines no deben de tener rotos: aunque parezca que este comentario está de más no se hacen ustedes idea de la cantidad de rotos que se pueden ver en una zapatería.

En verano o en países con determinado clima sí es aceptable poner zapatos sin calcetín. Aunque no cualquier tipo de zapato. Un zapato vestido nunca debería llevarse sin calcetines. Sólo se quitarán los calcetines cuando uno vaya más de sport y con un calzado acorde: un náutico, un conductor...

Los calcetines deberían de ser de un color tan oscuro como los zapatos - en caso de combinarlos con los mismos. Creo que esto poca gente lo discutirá. No deben de suponer un contraste muy acusado con los pantalones y el resto del vestuario. De todas maneras, y dando por hecho que los zapatos están armonizados con la ropa que se lleve, en principio quedará bien un calcetín que se asemeje a la tonalidad de los zapatos. A nivel personal, yo escogería los calcetines prestado atención al color del pantalón en la mayoría de las ocasiones- aunque no siempre.

Los colores básicos que suelen manejar los hombres en cuanto a calcetines suelen ser el gris oscuro, marrón oscuro, negro, azul marino y granate. Esto no quiere decir que cualquier otro color sea inadecuado. Pero en principio con estos colores deberíamos de ser capaces de manejarnos con la mayoría de las combinaciones.

Cuando elija el color de sus calcetines no se fije únicamente en el color de sus zapatos. Fíjese en el color de su chaqueta, de su camisa, de su corbata. Como le decíamos anteriormente un color por sí mismo nunca es correcto o incorrecto.
Si los calcetines no son lisos, como los calcetines estampados, requerirán un mayor acierto a la hora de combinarlos. Si usted es consciente de que no tiene un talento especial para combinaciones, no se arriesge,opte por unos lisos.

En cuanto al material de los calcetines, dependerá de la temperatura exterior, así como de la ropa y/o de los zapatos que se lleven.
calcetines


Hemos evitado dar normas del tipo: combine los calcetines sólo con los zapatos. O sólo con el traje. Un zapato de color x sólo admitirá un calcetín de color x. Un traje de color x sólo admitirá un calcetín de color x. Esto sería tremendamente discutido, y no habría ningún tipo de consenso. Únicamente decir que la elegancia suele ir pareja a la discreción en la mayor parte de los casos. Las notas de color pueden dar un toque muy adecuado en ocasiones, pero lo cierto es que, al menos en este país, pocos hombres tienen un gusto acertado; muchos pueden llegar a traspasar la línea que separa el detalle con clase de la extravagancia o el mal gusto.

Calzados Garrido - desde 1932

Calzados Garrido abrió sus puertas al público en 1932. Don Celestino Garrido fue el fundador de la zapatería, sucediéndole Don Jose Garrido.
En la actualidad está al frente del negocio Javier Garrido, la tercera generación. No quedan zapaterías en Oviedo con tanta solera como la nuestra y nos enorgullecemos de ello.

Redes

Facebook
Calzados Garrido La empresa  |  FAQ's  |  Aviso Legal  |  Política de Privacidad  |  Contacto  |  985 20 84 06